Decidí dejarte para encontrarme a mi.

Duele decir adiós de eso no hay duda. Duele decirle adiós al pan si eres adicta. Duele desprenderse de las cárceles para ser libres, porque nos olvidamos de volar. Duele darse cuenta de lo equivocadas que estamos a veces. Duele no tener la razón. Duele que las historias no tengan el final que nosotras queríamos. Claro que duele. Duelen las decepciones, las realidades, el caer de golpe y despertar del sueño…o de tu droga. Duele seguir forzando lo que no sirve, lo que no va…porque se rompe y duele aún más.

Pero eso pasa y cuando comienzas a amarte, a reconocerte valiosa, a poner sanos límites, a velar por ti. Cuando te sabes respetada por tu persona, entonces te ocupas de darte lo que necesitas. Cuando te sientes libre y recuerdas el vuelo sin los apegos tóxicos innecesarios y lo aceptas..deja de doler.

¡Te lo juro!

Evlin

 

ENTRE NOSOTRAS: Se estrenó hoy en Madrid, 5 mujeres Venezolanas endulzan la Radio.

 

Mientras escucho el estreno desde Venezuela, estoy subiendo esta nota. Os deseo todo el éxito guapísimas colegas.

“¡La felicidad es hacer lo que te gusta!”, dicen Valeria Márquez, Helena Szymczuk, María del Sol Rodríguez, Eugenia Adam y Marianella Durán, al iniciar su nuevo programa versátil y variado, enfocado en todo lo que les interesa a ELLAS.

Por primera vez se juntan en Madrid 5 profesionales venezolanas para dar cuerpo a un programa radial variado, versátil, animado e interesante, con los asuntos que les interesa a las mujeres de todas las edades y gustos. “Las mujeres somos universales”, dice Valeria Márquez, quien funge de directora del espacio desde el momento en que reclutó a estas 5 chicas periodistas y locutoras para embarcarse en la agradable tarea de hablar Entre Nosotras, y así nombraron el programa en 10radio.es todos los jueves de 20:00 a 22:00 h. La acompañan Helena Szymczuk, María del Sol Rodríguez, Eugenia Adam y Marianella Durán, en esta nueva travesía llena de mucho gusto, color, buenos consejos, picardía, reflexiones de género; y desde ya las secunda la famosa marca Arepa Olé, que cuenta con varios locales en la capital española y está próxima a abrir otro en las instalaciones delnuevo gran mall Sambil Outlet Madrid en Leganés.

Bajo la dirección de Susana Zeledon y Carlos López Zeledon, 10radio.es renueva contenidos con la incorporación de estas talentosas mujeres que tocarán temas cotidianos sobre Los placeres de la vida, Vivencia natural, Tweet en tacones, Eso no es normal y Expedientes XX, secciones que entretendrán a la audiencia durante dos horas de programa. Un magazín a la medida de las mujeres actuales, emprendedoras, listas, que van por la vida de buen rollo.

Los lentes rosados.

No se puede tapar el sol con un dedo, pero con unos “lentes rosados” SÍ. Hay enamoramientos verdaderamente enceguecedores. A veces se llega a idealizar tanto a una persona que compramos sus propias farsas y disfraces. Siempre se ha dicho que “no hay víctima sin victimario” ….así como no hay Ególatras sin aplaudidoras, Inmaduros sin “mamitas” o Narcisistas sin aduladoras.
Yo he sufrido de ceguera rosada, de creerme el cuento que me vendían porque funcionaba con mis propias adicciones. El ver lo que mi “Pinky perfect” quería ver, que era lo que ellos mostraban, la cara visible, la bonita, la aceptada. Todo encaja para ellos y para ti. Yo he pasado años envuelta en humo rosado con diferentes personajes. No todos parejas: Hay amigos, jefes, socios, trabajos, familiares que están bajo el hechizo.
Hasta que llega un día feliz donde eres valiente, un día único donde despiertas y la realidad muestra los grises, las sombras, las otras caras, lo oculto ante la fachada del amor de algodón de azúcar. Ese día te haces grande. Ese día te decepcionas, te miras un instante pensando ¿No pude no verlo antes? …todo tiene sus tiempos y sus “para qué”, no te juzgez.
Lo que si te puedo decir es que cuando te quitas absolutamente los entes rosados, respiras como nunca antes, y agradeces….ese día llega tarde o temprano, pero siempre llega.

Evlin

Mónica Montañés: “Hay que estar muy bien preparada y tener mucha desfachatez”

captura-de-pantalla-2017-02-20-a-las-5-29-44-p-mCuando vi “El aplauso va por dentro” no había vivido ni la mitad de las cosas que su protagonista Valeria, pero igualmente me identifiqué con ella. Yo sabía que detrás de tantas verdades había una mujer maravillosa y comencé a averiguar quién era la que había dado vida a tanta humanidad. Hace unos años, de visita en Venezuela, y curucuteando en una librería,  me compré uno de sus libros que tiene varias de sus obras y me lo devoré en una sentada entre risas y lágrimas. Simplemente ya la adoraba.
Conocí a Mónica Montañés el año pasado cuando tuve la “desfachatez” de decirle a Leonardo Padrón que me la presentara a la salida de una obra de teatro. Me temblaban las piernas saberla tan cerca y perderme ese chance. ¡Yo soy la propia Fan! (de las que no gritan, ni piden autógrafos) y se lo dije muerta de la vergüenza. Y allí estábamos, tomándonos la primera foto de las muchas que vendrán. Y como los sueños se hacen realidad, hoy puedo decir que no sólo es una escritora a la que admiro inmensamente, adoro su trabajo, sus personales y  sus creaciones. Ahora puedo decir que tengo una nueva amiga con la que puedo salir a comerme un postre de chocolate y brindar por la vida, los amores, los encuentros y lo que venga. Aquí les dejo este regalo que me ha hecho para ustedes, esperando que conozcan más de cerca a la gran mujer que está detrás de tantas historias que nos han hecho soñar, crecer y creer. Gracias amiga, brindo por ti.
Tres palabras que te definan
Madre, Hija, Escritora
¿Cuándo supiste que te dedicarías a escribir?
Pues… lo he debido de saber siempre, porque antes de aprender a escribir ya estaba echando cuentos, pero el día que realmente supe que me quería dedicar a esto fue el día en que Gerardo Blanco me invitó por fin a ver un ensayo de El aplauso va por dentro. Gerardo es así como director: no deja ir al escritor a los ensayos hasta que tiene la pieza ya casi montada. Recuerdo que yo estaba sentada en el suelo y vi por primera vez a Mimí entrar ya convertida en Valeria. Era la primera vez en mi vida que yo veía a un personaje escrito por mí hablando, respirando, existiendo… y en ese momento pensé: “Esto es a lo que quiero dedicarme por el resto de mi vida!”
¿Quién inspira tus historias?
La vida real. Yo, más que inventar, observo.
¿De dónde salió El aplauso va por dentro?
obras-monica0001
De la vida misma jajaja A ver, un día Mimí me dijo que quería actuar en una obra donde tuviera un personaje más parecido a ella, porque en ese momento, los años 90, a Mimí solo le daban papeles de rubias que estaban buenísimas jajaja y quería hacer uno que fuera como ella: una mujer trabajadora, que mantuviera a los hijos y a la madre, soñadora, echada palante, pero sola… es decir, una mujer como millones… Y yo me lo tomé como un encargo jeje. Escribí a Valeria tomando muchas cosas de Mimí, de mí misma y de todas las mujeres de mi familia, y de todas las mujeres que como periodista había entrevistado: exitosas en sus trabajos, pero no en la vida de pareja… y la ubiqué en un gimnasio, porque yo hacía aeróbicos todos los días junto a un montón de mujeres de cuarenta años que le echaban mucha bola a luchar contra el tiempo y mantenerse buenísimas, cosa que a mí me impresionaba mucho en mis veintipocos años… En rigor, El aplauso sale de preguntarme: “Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, pero ¿detrás de una gran mujer, quién hay? ¿Nadie?
¿Te aplaudes a ti misma?
Jajaja, a veces, cuando paso catorce horas pegada a la computadora escribiendo capítulos de telenovela, interrumpidas solo para cocinar desayuno, almuerzo y cena y buscar a mis hijos y estudiando con ellos, no llego a aplaudirme, pero si me paso mi manito por el hombro, pues jeje
¿Las mujeres, somos unas noveleras?
Creo que sí. Nos encanta creer que sí existe el amor bonito, los finales felices, que al final el bien va a triunfar sobre el mal… si no en nuestra propia vida, en la de nuestros hijos… Ya ninguna está esperando que venga un príncipe a rescatarnos, pero sí tenemos esa necesidad de que al final toda habrá valido la pena…
captura-de-pantalla-2017-02-20-a-las-5-38-17-p-m¿Cuál de tus novelas te ha dado más satisfacciones?
Si te refieres a las telenovelas, supongo que sería “Voltea pa que te enamores”, fue la primera que escribí sola y fue un éxito inmenso, la siguen volviendo a poner y vuelve a ser un éxito y fui muy feliz escribiéndola, además, porque pude decir muchas cosas en las que creía, que me parecían importantes, y hacer reír y hacer pensar. Fue perfecta para mí. Pero todas mis telenovelas me han llenado de satisfacciones… incluso esas a las que no les fue tan bien, porque de esas aprendí muchísimo. Si te referías a novelas literarias, te diría que mi libro “Desconocidos”, porque logró que todos los lectores se identificaran con alguno de los personajes. Incluso los hombres y eso fue muy importante para mí porque Guto, el protagonista masculino, estaba escrito en primera persona y tuve que hacer el ejercicio de escribirlo pensando como un hombre. Y cada vez que un hombre me dice que lo leyó y le encantó porque Guro era igual a él, me llena de orgullo.
Microteatro, cuentos infantiles, estrenos de telenovelas ¿qué traes de nuevo?
Varias cosas. Están por editarse dos cuentos infantiles míos que me tienen muy img-20170206-wa0004emocionada porque en ellos toco temas muy actuales que no suelen estar incluidos en los cuentos para niños, pero que me parecen muy importantes, como el divorcio de los padres, la presión por estar delgado, la inseguridad que impide que puedan jugar en la calle, sin olvidar la fantasía. Y también estoy terminando de escribir una telenovela, que ya empezó a grabarse y que me gusta mucho porque me sacó totalmente de mi zona de confort. Habla de amores imposibles, claro,y de mujeres fuertes y luchadoras, como mis telenovelas anteriores, sí, pero además tiene mucho suspenso e incluso momentos de terror, que yo nunca había trabajado en una serie para televisión. Ha sido una experiencia nueva y me encantó.
Si escribieras una novela o un libro inspirado en ti, ¿qué título llevaría?
La hija de la tristeza… o La hija de la locura… o Falsas verdades.
¿Eres hoy lo que deseabas ser?
A ver, creo que sí… No es que de pequeña soñaba con ser escritora, eso no se me ocurrió, aunque si ves mi vida de ahorita hacia atrás, pareciera que todo estuvo perfectamente planificado. En realidad, no fue así. Lo que pasa es que yo siempre he hecho lo que tenía que hacer y una cosa fue llevando a la otra. Lo que sí te puedo decir es que lo que soy ahora me gusta muchísimo.
img-20170206-wa0007¿Qué consejo le darías a una mujer que desee seguir su sueño?
Mi consejo es que estudie mucho y trabaje mucho en eso que la hace feliz. Y que sea desfachatada. Es decir, que crea en ella misma y se atreva a lanzarse al vacío. Las dos cosas son vitales: hay que estar muy bien preparada y tener mucha desfachatez. Si te falta alguna de las dos, no sirve. La desfachatez si no está parada sobre la solidez de una buena preparación no suele llevar a nada. Y si solo estás muy bien preparada, pero no eres desfachatada, si no te atreves a dar el salto, tampoco vas a ningún lado.
¡Síguela en sus redes! Twitter & Instagram: @monicamontanesc

Sonia Bartolomé: “Apaga y vete tú”

_dsc1044Yo admiro el trabajo de Sonia desde su primer libro “Jirones”. Es una poeta profunda, humorista, realista, impecable y muy inteligente. Nos conocimos en Madrid, por esas calles de Dios. Sonia Bartolomé es una artista. Más allá de que escribe de maravilla y te hace aguar los ojos, porque te llega al alma con sus palabras, también monta unos shows maravillosos, siempre acompañada por músicos y amigos. Sus versos se te instalan como si te los dijeras ti misma. Te hace reflexionar desde su prosa y te dispara a quemarropa lo que no quieres ver de ti. Desde su propia experiencia, usó la escritura como catársis de su desamor, por eso me identifico tanto con su trabajo. Hoy, la vida le pone la guinda con “Apaga y vete tú” , el primero de sus libros que llega a una Editorial. Los que nos hemos autoeditado sabemos lo que significa este logro, y yo lo celebro contigo orgullosa y feliz por ti. Les invito a conocer un poco más de mi querida Sonia Bartolomé, su trabajo te va a enamorar, no te pierdas la oportunidad de disfrutarla. A partir del 30 de noviembre, busca “Apaga y vete tú”  en El Corte Inglés, Fnac y Casa del Libro, de la mano de  Frida Ediciones y las ilustraciones de Fermín Urdánoz. ¡Enhorabuena guapa!

Tres palabras que te definan

Eso es imposible. (Son tres palabras, ¡no es trampa!)

¿A la tercera va la vencida?

portada-def¡Eso parece! Por un lado, “Apaga y vete tú” cierra la trilogía de una historia. Por otro, es el primero de mis libros que ve la luz de la mano de una editorial, Frida Ediciones, con un equipo fantástico de gente joven, preparada y apasionada por su trabajo.

De todas formas, suponiendo que creyera en las victorias, que no es así, el que “vence” no sería el último paso, sino todos los que has dado antes y te han llevado hasta allí. Por eso es tan importante ver por dónde pisas.

Después de Jirones y Sintigo ¿Cómo nace “Apaga y vete tú”?

“Apaga y vete tú” nace de la misma melancolía que “Jirones” y “Sintigo”. Un sentimiento de angustia y no-aceptación que nos ancla a un dolor para el que no vemos salida, aunque en este libro hay un recorrido hasta que al fin se encuentra.

¿Tus poemas son autobiográficos?

¡Mis poemas son irremediables! Escribo sobre mis experiencias, mis locuras, mis contradicciones. Es una forma de conocerme y entender quién soy y lo que siento, tanto a través de las cosas que me pasan como de las que ocurren a mi alrededor.

¿Qué tiene de especial o diferente esta obra, a diferencia de tus otros dos libros?

captura-de-pantalla-2016-11-27-a-las-12-45-11Por primera vez vislumbro la luz. “Apaga y vete tú” es un camino de trabajo personal, de querer entender de verdad y atreverme a ver sin vendas en los ojos. Es un recorrido a ratos difícil, pero muy liberador.

¿Cuánto tiempo te ha tomado el proceso creativo de este nuevo libro?

A diferencia de los otros libros, que me llevaron dos años cada uno, este me ha llevado cinco. Son muchas etapas, muchas experiencias y muchas letras contenidas en más de 300 páginas.

¿Es un poemario que nos puede acompañar un desamor?captura-de-pantalla-2016-11-27-a-las-12-54-05

Me encantaría que así fuese. No me gusta generalizar ni hacer doctrina. Es sólo mi experiencia, pero ojalá les llegue a los lectores el mensaje de que la llave está siempre en nuestra mano, y que sólo depende de nosotros que se curen nuestras heridas.

¿Qué inspira a Sonia?

Hasta hace unos años, los fantasmas (jajaja). Ahora la vida: una pelusa, la mirada de un abuelo, una gota de lluvia en la barandilla de mi balcón… pero indudablemente, el amor. No creo que exista  nada en el mundo que no esté hecho de eso, aunque a veces lo enfocamos de manera equivocada (el amor al dolor, el amor al rencor, el amor al odio…).

¿Cómo defines este libro en una palabra?

Luz.

Lena Yau: “No soy interesante. La mujer canalla, sí.”

yau-elena_lisbeth-salas

Lena Yau. Foto Lisbeth Salas

Lena Yau respira poesía. Pasando por cualquiera de sus libros hasta sus estados de Facebook. Te enganchas enamorado de cada historia o de los sueños que tuvo la noche anterior, porque también los comparte. Es un placer leerla, en todo lo que escriba, así sea un email.

“Lo que contó la mujer canalla, es el título del poemario publicado en Venezuela por Editorial Kalathos.  Los poemas de este libro son un camino de regreso. La vuelta a la cuna (Caracas), al país que se observa a veces desde una meseta sin mar (Madrid) , a veces desde una isla con islas (Lanzarote), a veces desde lo que sueña la amanuense de la mujer canalla (Isla Oniria).

El extrañamiento y la melancolía por lo dejado llevan a la autora a construir un país lingüístico, Venezuela, la que fue, la que está, la que vendrá. Escribir a la tierra para que siga existiendo. En Lo que contó la mujer canalla la montaña y los horizontes tienen un valor doble y contradictorio: arraigo y fuga, refugio y desamparo, cara y envés, amor y desamor, abstinencia y erotismo. El libro es retorno a la tierra amada, entendiendo que amar pasa por comprender y aceptar las virtudes y los defectos, lo positivo y lo negativo, el todo”

Les invito a adentrarse en el mundo de las letras inteligentes y brillantes de mi querida Lena Yau, quién pronto estará de visita en Venezuela.
¿Qué tiene de nuevo que contar, la mujer canalla?

La mujer canalla se mueve en círculos. Hace un viaje transversal por las ficciones que escribo pero no rompe la línea perimetral que recoge sus andanzas.

El personaje aparece en el poemario anterior y en otros trabajos inéditos.Se mueve en bares, está llena de fobias, se siente bien explorando ambientes decadentes, se piensa libre, se encabrita ante su editor y se rebela con éxito relativo a la mano que la escribe .

Cuenta de amores, de antiguos despechos, ama a un hombre en inmersión pero no se deja atrapar por él, se emborracha, habla en clave de bolero, se busca en el agua, en la ciudad, en la montaña, se sabe en tránsito perpetuo. Se siente escindida entre el desear a un príncipe que le regale flores que incluyan una coral de hormigas culonas y la necesidad de ser errante, de taconear sobre espaldas, de quiebre y fuga. De esos recorridos habla en este poemario.

¿Menos gastronomía y más de amores?

Hay gastronomía pero al bies, no de manera vertebral. Algunos poemas recogen sabores. La sal, las salinas y el salitre, tienen peso. El sabor de la piel de y en Caracas. El erotismo es también ingesta, gastronomía amatoria. El desamor pasa por lo devorado. El paisaje es un lugar al que la mujer canalla consume y por el que se deja consumir. La comida tiene muchas formas de presentarse. La ausencia es una de ellas.

¿Qué de canalla tiene Lena Yau?

lena-300p-30

Foto Emilio Kabchi

jajajaja ¡Nada! No soy interesante. La mujer canalla, sí. Si tengo algo de ella es la mano que la escribe. Pero no hay trazos autobiográficos en ella. Ella vive de noche, yo vivo de día. Su oficina es una barra, la mía queda en mi casa. Creo que lo único que compartimos es el miedo a los aviones.

¿Qué mar inspiró tanta agua hecha poemas?

El mar que me aleja y que me acerca. El mar que invade mis sueños. El mar de ida y vuelta de los que estuvieron antes de mí. El mar que no tengo en Madrid. El atlántico que me hace desear al caribe, el caribe que me hace desear al atlántico. El que calculo en brazadas para volver. El que me canta en Famara. El que me despide en Naiguatá. El mar que me hace niña en Chichiriviche de la costa. El mar en abismo de Pedro Barba en La Graciosa. El mar adolescente de Bahía de Cata, de La Cienega, de Choroní. Hay tantas formas de mar. Y tantas formas de volver como mares. El (a)mar.

Me llaman la atención los títulos de cada poema. ¿Nacen antes o después de escribir el texto?

Antes, durante, después. No siempre tienen título. Hay frases que piden un poema. Ráfagas que atrapa el oído. “Yo también vi un perro en Hendaya”, es una. Fue algo que pensé mirando el mar. “En listones com Leufert” cerró al poema: el texto pidió su título. Hay palabras que demandan escritura: Medrosía. Hay palabras en las que intento homenajes: Chinija. El poemario nace de una frase regalada: Caracas Ampliada.

La mujer canalla  dedica varios poemas en este libro ¿Amores y desamores?

No. Los poemas los dedico yo, la autora desvestida del papel de amanuense de la mujer canalla. Los dedico a afectos, amigos, compañeros de letras. Los amores y desamores son de la canalla. Su modus vivendi es el barranco infinito, la caída libre, un despeñarse.

¿Qué de añoranza por la tierra hay en este nuevo trabajo?

Toda. La añoranza es búsqueda. Siempre digo que estoy en suspensión. Di un salto y me quedé en el aire. No sé dónde es el allá o el aquí. Vivo en ese mareo, en ese amar móvil, en un bilingüismo dentro de la lengua materna, en relojes disparados, en prefijos confundidos. Por eso me convierto en araña. Una araña que es testigo de lo que la mujer canalla le cuenta a ese hombre en inmersión. A partir de ellos tejo una historia de horizontes, salinas y ventanas paralelas.

“Una falta de geografía” ¿El sentimiento de muchos que se van?

Y de los que se quedan.

Tenemos mucha falta de geografía.

Próximas presentaciones en Venezuela

lena-300p-19

Foto Emilio Kabchi

CARACAS:

23 de octubre 11 de la mañana en Librería Kalathos

Bautizo del poemario Lo que contó la mujer canalla. Presenta: Carmen Verde Arocha.

2 de noviembre a las 7 de la noche en Librería Lugar Común Altamira.Presentación de Lo que contó la mujer canalla. Presenta: Alfredo Herrera

3 de noviembre 5:00 pmTaller de literatura y gastronomía. En el secadero 5 de la Hacienda la Trinidad

PAMPATAR:

Viernes 28 de octubre 6 de la tarde en AMARanto Restaurante + Galeria Charla: El discurso gastronómico como espacio de resistencia.

Sábado 29 de octubre 11 de la mañana en AMARanto Restaurante + Galeria

Presentación del poemario Lo que contó la mujer canalla. Presenta: Antonio López Ortega.

Taller de literatura y gastronomía. En AMARanto Restaurante + Galeria de 2:00 a 6:00 de la tarde.

Twitter: @lenayau

Facebook: Lena Yau

Google +: lenayau@gmail.com

Blog: http://www.milorillas.blogspot.com

Amar y perdonar

“Quien ama ya no necesita perdonar” Buda

captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-43-14Cuando se ha amado con el alma, profundamente, con todo el corazón, eres capaz de llegar a entender que alguien no te corresponda o te quiera como tu lo haces. Suena loco pero es así. Y llega un momento en el que entiendes que te amó tanto que te ha dejado libre, que te amó tanto que se quitó de tu camino. Te amó tanto “a su manera”, Te amó como “sabía”…Tanto que se alejó para siempre o por un rato para que dejarás de enfocarte en el…y voltearas finalmente a verte. Te amó como aprendió a amar, quizás no como esperabas , o como creías que debían ser las cosas “en tu cabeza” pero te amó…porque las almas se encuentran para eso. Si alguien se fue de tu vida, fue un acto de amor…sin duda y sólo el tiempo te deja entenderlo. Y cuando el #amor es así…ya no hay nada más que perdonar.

👠Evlin