La irrealidad virtual.

1404064378h4lqxHace un tiempo me reuní con un grupo de taconeras de Madrid en una terraza y pasamos un rato conversando de lo que más nos apasiona: Las relaciones. Yo soy algo mayor que todas ellas, y muchas veces las observo maravillada de la cantidad de cosas y diferencias generacionales que podemos tener. Y una de ellas es la forma en las que, actualmente nos relacionamos.

En tiempos muy remotos, sin tanta tecnología a la mano, las relaciones eran diferente. Yo recuerdo aún con ilusión, un mensaje de voz de mi primer novio “Cuídate mucho” en la grabadora del teléfono fijo de mi casa,  yo no tenía móvil. El famoso “Cuelga tú” tiende a desaparecer porque ¡ya ni hablamos por teléfono!…ahora chateamos.  Nos estamos acostumbrando tanto a lo virtual que podemos llegar a pensar que allí está la realidad.

Yo he pasado del Messenger, al Meetic , al Adopta un tío y ahora al Tinder,  aplicación Screenshot_2013-07-19-11-13-59que he descubierto hace poco. Les confieso que me da bastante angustia (Evlin, te estás haciendo mayor jajaja) …tanta inclusión a mi intimidad…hasta que pensé ¿Cuál intimidad? ¿Una foto fría en una pantalla? Vas desechando gente a la basura como si, por una foto, se pudiera ver lo buena persona que puede ser alguien y de repente te dice IT`S A MATCH! cómo si ya hubieras dado en el blanco y con el “hombre de tu vida”.  Y ¡Claro! “Hay que cuadrar la cita rápido para descartarlo antes de que te enganches hablando por el chat” me dijo una de mis taconeras  (porque el Tinder tiene un chat) y los CHATS…ENGANCHAN. Así que me salí del Tinder bendito.

¿Sabías que las mujeres se enamoran por el oído? Leer un mensaje en un chat,  es lo mismo que “escuchar” para nosotras. Por esa razón un hombre puede enamorarnos con unas cuentas horas de “WhatsApPeo” y sin llegar a verse (el poder de “la labia” le llaman) Admito que yo soy de las que se desesperaba ante la espera de una respuesta de WhatsApp que nunca llegaba, o de un mail sin responder o el silencio tras un “hola” sabiendo que el susodicho está EN LINEA…hasta que me di cuenta de que esa NO ES LA REALIDAD.  Los hombres se enamoran por la vista y POR EL OLOR…LA PIEL. Al final es la química la que hace que las cosas que parecen  “irreales”  ante un aparato electrónico, se vuelvan REALES ante un encuentro face to face. ¿Entonces? Nos entregamos a una conversación eterna por chat,por varios meses,  cuando lo que de verdad importa es lo que sucede cuando hay un encuentro y nos vemos a los ojos.

whatsappSé de parejas que han tenido conatos de divorcio por un “me gusta” en Facebook  en la foto de la ex…¡Insólito! Y me pregunto ¿Vivimos en esa irrealidad?  Creemos que tenemos amigos, creemos que somos populares, creemos que estamos conectados …y yo siento que cada vez estamos más desconectados.  Hay gente que ventila la vida perfecta que “desea tener” y no es lo real. Conozco gente que vive en las redes una vida paralela ¿Queremos eso para nosotros?

Una vez me hice consciente de esto, no es que dejé de utilizar las redes ¡para nada!139067609307a9r Sólo que sé que no son la realidad al 100%. Decidí comenzar a hacer pequeños cambios. Llamo a mis amigos en los cumpleaños, al menos a los que viven en el mismo país donde estoy. Dejé de chatear con la gente que amo, prefiero escuchar su voz. Y si alguien me gusta, ¡Le corto el rollo!  Y procuro quedar para salir de dudas mirándolo a los ojos lo más pronto posible…para que huela.. Recuerdo un mensaje que me mando alguien con quien tonteaba, su despedida  fue:  “Un beso fuerte”  a lo que respondí:  “A mí no me gusta la irrealidad virtual, así que vienes y me lo das” (el resto se los dejo a su imaginación)

 

Anuncios

Guía rápida para la primera cita

Supongamos que el tipo es un Dios según tú. A pesar de tanta euforia previa a la primera cita, aunque te parezca un príncipe o un ser fuera de este mundo es un hombre que está de “cacería” y si la presa se va de bruces ¡olvídalo! Así que, hija, si la idea es triunfar aquí te cuento lo que yo haría si estuviera en tus tacones:

Tú decides: Hora y día. Una mujer que decide, que se muestra segura (sin ser una dominadora) está diciendo claramente que respeta sus tiempos. Aunque este hombre sea objeto de adoración, tu tranquilita y decide. No le digas a la primera que sí a todo, sobre todo si es un día que no te va bien a ti. Con toda tranquilidad dile lo que quieres tú. Marca la diferencia. Recuerda que un hombre que está a la caza no quiere tener la presa tan a punto de caramelo.

Déjalo que escoja: ¡Déjate querer! Déjalo que escoja a dónde llevarte y que te sorprenda. Tengo una amiga que es chef y su actual marido la invitó a cenar en la primera cita, ella le pidió que le sugiriera qué comer ¡Eso lo enamoró! Así que déjate consentir, no vayas de autosuficiente de una (ya habrá tiempo… jejeje)

Escucha más: Si eres de las que no se callan ni durmiendo (como yo) te puedo jurar que en la primera cita se te va la lengua y le cuentas hasta los hijos que quieres tener ¡¡¡STOP!!! En el primer encuentro es mejor escuchar lo que él tenga que decir, así podemos preguntar lo que nos interese saber de ese señor que nos corteja. Si medianamente sabes lo que quieres, la relación que estás buscando y las cosas que no dejarías pasar de largo, harás las preguntas correctas para aclarar cualquier duda.

file0001125655926

No hay pasado: ¿Ex?, ¿Qué es eso?, ¡Tú eres nueva de paquete! No es necesario dar detalles de nada. Olvídate de tu pasado ese día por el amor de DIOS. Nada como hacerle sentir como si fuera el primero en tu vida así que tú ¡amnésica perdida!

Mastúrbate antes: ¡Lo que oíste! (leíste), deja de hacerte la santa. Nuestras necesidades sexuales son exactamente iguales y si tienes tiempo sin sexo más. Así que es mejor irte relajada no se te vaya a salir “la desesperada” con ojos de corderito que va al matadero. Si el hombre te interesa para una relación de verdad, espera. Dime anticuada, vieja loca, frígida o lo que te dé la gana: ¡ TÚ ESPÉRATE! Si después de la cita, el hombre no te interesa para algo más, pues regálate una noche de sexo desenfrenado. Ahora, si no aparece más nunca no digas que no te lo advertí.

Hazte extrañar: Mientras menos sepa de ti mejor. Una mujer no es solo interesante por como viste, por sus carreras o sus éxitos. Es interesante por lo que se guarda para ella… dejarlo con ganas de más si realmente le ves futuro al tema es lo mejor que puedes hacer. ¡Callaíta estás más bonita!

Evlin Pérez Yebaile @pormistacones @evlinpy