Guía rápida para dejar de repetir relaciones que no queremos.

c-mo-rescatar-tu-amor-propio¿No les ha pasado que muchas veces vivimos relaciones y situaciones MUY parecidas? Yo he tenido parejas que parecen cortadas por la misma tijera. Las mismas frases hechas, la misma dinámica en la relación, la misma manera de tratarme y de comportarme…lo mismo, lo mismo, lo mismo. Algunas veces hasta sentía esa especie de DEYABÚ y me decía a mí misma “Esto lo he vivido antes o ¿lo soñé?”. No entendía porque siempre atraía a mi vida el mismo tipo de hombre o situaciones hasta que me hice consciente de ello. Así que aquí te dejo unos tips para que , el mismo tipo de relación, no se te repita:

Date cuenta: Aquí está la clave de este asunto en darte cuenta de que si algo se repite en nuestra vida, es porque no hemos aprendido bien la lección. Yo hice una lista de los hombres que habían pasado por mi vida y los comparé entre sí ¡Wow cuánto parecido!  también se parecían las situaciones, las elecciones, la manera de relacionarnos ¡TODO! Fue en ese preciso momento en el que uno decide que algo tiene que cambiar para romper esos patrones repetitivos.

Hazte responsable: Si seguimos culpando a los demás de todo lo que nos pasa, nunca maduraremos. Si seguimos con la pose de víctimas, nunca nos responsabilizamos. Cuando nos damos cuenta no podemos ser ciegos ante las situaciones. Debemos preguntarnos ¿Qué hemos hecho nosotras para aceptar relaciones que no nos hacen bien? ¿Qué hemos dejado pasar? ¿Qué no hemos hecho o dicho? Te aseguro que una vez te haces responsable, las cosas comienzan a cambiar, porque depende de ti y sólo de ti, lo que quieres en tu vida.

Pide bien: Si todas tus relaciones anteriores han sido un completo desastre, no tiene que pasar lo mismo con todas las venideras. Mientras más claro tengas lo que quieres y mereces, pues mejor. Una vez te hayas dado cuenta y te hayas hecho responsable de tu parte, es más fácil tener la claridad. Claridad para saber lo que quieres en tu vida, para saber lo que no quieres ya y estar alertas para la próxima. Si sabemos lo que no queremos , es más fácil decir NO a una relación que ya te sabe a ajo repetido.

Ámate tú: Nuestro trabajo no termina sólo haciéndonos responsables. También tenemos que ver cómo es nuestra relación con nosotras mismas. Una vez leí “El amor que te das es el que recibes” y sinceramente me chocó al principio. Pero con el tiempo, me di cuenta de que es una verdad máxima. Quizás hasta este momento no te has amado lo suficiente, y eso ha colaborado en que se repita en tu vida la misma cantidad de amor que te das.

Ábrete a lo nuevo: ¡El pasado, pisado! Lo que no sirvió en tu vida que no regrese más. Por experiencia te digo que, si somos capaces de abrir los ojos hacia lo bueno, lo bueno llega. La actitud ante las relaciones deben ser diferente a la que hemos tenido hasta ahora, porque ya vimos que no nos funciona. Cuando nos abrimos a recibir relaciones diferentes, a experimentar lo nuevo, las cosas comienzan a cambiar. Eso sí, recuerda que el amor que recibes es el que te das.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s