¡Soy Homosexual! Cómo decir al mundo tu verdad. El nuevo libro de César Landaeta.

Soy_Homosexual_Portada“Este no es un libro únicamente para homosexuales.Se trata más bien de un mensaje para todos aquellos que prefieren no ubicar a los seres humanos por sus preferencias sexuales, sino por la grandeza de su alma y el valor que les otorga su esencia básica como personas”

Así comienza la introducción del nuevo libro que mi querido amigo César Landaeta, quien nos vuelve a sorprender con un texto excepcionalmente humano.

Todos tenemos un amigo homosexual. Todos tenemos a alguien en la familia o en el círculo de amigos que “parece pero no es”, o que su homosexualidad es un secreto a voces (todos lo sabían menos tú). Hemos sido testigos y protagonistas de burlas, de chistecitos malintencionados y caras cómplices ante comentarios o “poses” poco convencionales.

Tengo grandes amigos Gays y lesbianas. De los mejores. Los más consecuentes y cariñosos que tengo. He vivido junto a algunos de ellos,  lágrimas de dolor antes de salir del closet donde los ha metido la sociedad. “Me voy a quemar en el infierno” me dijo uno una vez y a mi se me quebraba el corazón porque no creo que Dios ame más a unos que a otros por su condición sexual. ¡Eso es una enfermedad! me dijo hace poco otra persona a la que respeto, yo no podía creer lo que me decía con tanta seguridad. Pero también he visto a muchos florecer de las cenizas de los prejuicios, de las habladurías malsanas. Los he visto renovarse y sacar lo mejor de ellos cuando deciden dar ese paso, complejo de decirle a todos : ¡Soy Homosexual!

Cuando César me comentó que había escrito este nuevo libro, ni lo pensé en pedirle una entrevista, porque es un tema que todavía hace mucha falta hablar, enseñar e indagar. No a los homosexuales, sino a la sociedad que tan injustamente los juzga…muchas veces si permitirse conocerlos.

Tres palabras que te describan y ¿Por qué?FOTO-CÉSAR

Terco (hasta que me convenzan con razones lógicas). Porque hay mucha habladuría que no corresponde a la realidad.

Optimista (sin perder el juicio de realidad). Porque creo que siempre hay un espacio por el cual colarse para hacer lo que a uno le dé la gana.

Libre. Porque detesto las imposiciones, los chantajes y cualquier cosa que huela a sumisión. La libertad es un don preciado. Sin ella, no hay vida.

Has escrito muchos libros sobre la mente humana ¿Qué te ha motivado para escribir sobre homosexualidad?

Por una u otra razón, he tenido contacto con muchas personas que se describen dentro de una orientación homosexual y he sabido lo mal que lo pasan a causa de la intolerancia y los prejuicios sociales que siguen existiendo.

En mi consulta, traté padecimientos que nada tenían que ver con una naturaleza malsana sino con situaciones de desajuste familiar, incomprensión por parte del medio escolar o laboral y en general, todo lo que acarrea desde el punto de vista emocional, sentirse como “un bicho raro”, en vez de como un ser humano con todos sus derechos.

¿Cómo surge la idea de escribir este libro?

Una amiga lesbiana que dejé en Los Ángeles, me escribió hace unos meses para preguntar por qué no le dedicaba una obra a este tema. Su sugerencia coincidió con la inquietud que rondaba desde hacía algún tiempo en mi cabeza. La complací y de paso, le dediqué a ella el libro.

Como terapeuta has tratado infinidad de casos ¿Qué es lo más difícil de asumir para una persona que tiene una orientación sexual diferente a la “establecida”?

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn mi forma de ver, lo más difícil es aceptar y elaborar los duelos implicados en el cambio de rol que se le ha asignado familiar y socialmente.

Por lo común, el paso de una etapa a otra significa una pérdida de lo que dábamos por estable y conocido. Por ejemplo, la entrada a la adolescencia deja una sensación de tristeza porque ya no somos niños, porque nuestros padres ya comienzan a dejar de ser vistos como superiores y porque nos vamos quedando solos con nuestra identidad. Esto es así y debemos enfrentarlo de la mejor manera.

Igual ocurre cuando alguien se descubre apartado de lo que se esperaba de él (ella) en términos de su orientación sexual. Tiene que hacer un duelo por todo lo que ha vivido previamente, los vínculos que había establecido y confrontarse con el temor a enfrentar su nueva realidad.

Si no asume la tristeza y maneja bien las emociones, le esperan momentos de grandes ansiedades.

La calle dice que los llamados homofóbicos tienen “algo” de homosexuales ¿Eso es cierto?

En principio, rechazo el término “homofóbico”, porque tal cosa no existe como una entidad nosológica. Lo que siente un individuo intolerante a la homosexualidad, no es un pánico irracional o un descontrol conductual que le lleva a alejarse cuanto antes del objeto que le aterra (esa es la descripción de una fobia). Esto lo discuto con más detalle en el libro.

Cuando se dice que los intolerantes tienen algo de homosexuales, esto no pasa de ser una generalización superficial. Puede que en algunos exista una tendencia reprimida que ellos odian en sí mismos, pero en otros casos simplemente lo que hay es una mente rígida, aferrada a conceptos que ni siquiera se han permitido revisar.

Conozco casos de gente cuya homosexualidad es un secreto a voces ¿Cómo podemos ayudarlos?

Si se trata de un(a) amigo(a) o un familiar, lo mejor es darle poco a poco consciencia de su identidad homosexual. Si se hace respetuosamente, tomando en cuenta su derecho a defenderse (“defensa” en este caso, se refiere a aferrarse a lo conocido) y mostrándole con hechos que no tiene nada que temer, eventualmente terminará por sentirse lo suficientemente fuerte como para aceptar la verdad.

¿Cuáles son las principales barreras o miedos que atraviesa una 13922277627pq7fpersona que se encuentra en esa situación?

El miedo más evidente y desde luego, lógico, es al rechazo por parte de su familia y su medio social. En ciertos grupos familiares, especialmente los caracterizados por rígidos preceptos morales o religiosos, el hecho de toparse con una noticia de tal magnitud, no solo despierta actitudes de malestar sino que puede llegarse a comportamientos francamente agresivos.

A mi consulta llegó el caso de un joven de 20 años, que estuvo a punto de morir por la golpiza que le propinó un padre enloquecido.Hay razones más que válidas para temer; pero a veces es peor vivir en un silencio terrible, lleno de sombras y angustias.

¿Se nace o se hace?

Esta pregunta nunca me la hago, porque es la que se suele formular ante las enfermedades y hasta ahora, ningún estudio ha demostrado confiablemente que la homosexualidad lo sea.

¿Cómo podemos reeducar a la sociedad que aún está tan cerrada con respecto a estos temas?

Estoy convencido de que la ruta es dar consciencia de la necesidad de tratar a las personas, sin quedarnos en el tema de sus preferencias sexuales.

Si alguien es valioso, por el solo hecho de la vida que comparte con los demás, ¿qué rayos tengo yo que ver con su mundo más íntimo? Todos tenemos los mismos derechos a buscar lo que creamos nuestra realización.

Si tú disfrutas con un helado de café y a otro le gusta más el de fresa, ¿por qué habría yo de criticar una u otra elección? Tal vez a mí me guste más el de chocolate ¿y qué? ¿De eso no se trata la tolerancia y la diversidad en el mundo?

204Una Frase:

Te dejo una que pertenece a Franz Grillparzer, un dramaturgo austríaco del siglo XIX:

Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo.

Un consejo:

Antes de emitir una opinión –y más si ella afecta el respeto debido a las personas- piensa si de verdad es tuya o la copias de quien suena a tener la razón. Te sorprendería la cantidad de veces que hablas como un loro.

Compra el libro aquí:

Sigue a César Landaeta

Twitter: @celand29

Facebook: César Landaeta H.

Página web: http://cesarlandaetah.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s